Guías residentes

GUÍAS RESIDENTES

Susana Solari

Mariano Morera

El Cetepso fue establecido como institución en 1982 por la Lic. Susana Solari y el Ing. Mariano Morera.

Su formación incluye alrededor de 20 años de vida en Tashi Jong, India, recibiendo enseñanzas y practicando junto a sus maestros S.E. Dorzong Rinpoche y Ven. Choegyal Rinpoche.

Si bien ambos experimentan una saludable desconfianza hacia las instituciones de todo tipo, reconocen que un nombre y una dirección son el mínimo indispensable para poder actuar en nuestra sociedad. Y tratan de mantener ese mínimo. Este sitio web es una excepción, que demoró años y generó largas conversaciones antes de transformarse en lo que estás viendo ahora. La motivación es beneficiar con la inspiración que pueda despertar este sitio en el que comparten algo de lo valioso que han vivido y continúan viviendo junto a otros practicantes que integran el Cetepso.

Desde el inicio presentaron una propuesta no confesional, dedicada a la difusión y práctica de las enseñanzas de algunos de los grandes maestros de la humanidad, con la motivación de:

Encarar una apertura a la dimensión espiritual, incluyendo en esa dimensión a la existencia cotidiana.

Ser creativos sin acatar dogmas

Caminar junto a otros hacia el despertar, y no someterse a creencias importadas o nacionales, respetando a todas ellas por igual.

Estar presentes entrenando la mente, lo que abre a la experiencia amorosa e inteligente del aquí y ahora. No porque alguien lo dijo, sino porque lo podemos experienciar por nosotros mismos.

Descubrir formas de participar en lo que nos rodea y compartir con los demás.

Asumir el compromiso social y el compromiso consigo mismo.

Este adiestramiento de la mente hace posible la alegría y la responsabilidad. También la aceptación y el reconocimiento.





Completamos esta página con una consideración ideológica sobre la función de la coordinación (modus Cetepso)

1 - Somos un catalizador.
En química, un catalizador (del griego katalusis, disolver, liberar) es un elemento que, actuando por presencia y no modificándose en el proceso, permite una reacción que de otra manera no sería posible, o lo sería a un ritmo muy lento. Es un agente que posibilita o acelera un cambio.
En el plano en que nosotros actuamos, la metáfora de ser catalizadores es que sin involucrarnos con la mente de los participantes, promovemos, iluminamos, orientamos percepciones, descubrimientos, conclusiones que eventualmente despiertan a esas mentes de su habitualidad.

2 - Somos un espejo.
Sólo podemos trabajar con las energías que aportan los integrantes de los grupos. Si la energía es escasa, los resultados serán escasos. Y viceversa para algo vibrante, inquisitivo, abierto.

3 - No somos ni juez ni fiscal ni abogado defensor.
Completando la metáfora del espejo, que no tiene opinión sobre lo que refleja ni sobre el reflejado, no castigamos ni premiamos a nadie, ya sea en cuanto a las contribuciones o al trabajo o a las confusiones o a los insights de los integrantes. No vendemos, no compramos, no esperamos nada. Tan sólo miramos y mostramos. Acompañamos.



S.E. Dorzong Rinpoche y el Ven. Choegyal Rinpoche en su residencia de Jangchub Jong con Susana Solari - ca. 2011

S.E. Dorzong Rinpoche y Mariano Morera
en Jangchub Jong - ca. 2011

© 2018, Cetepso, Buenos Aires