Volver a la página Mensajes

RELÁMPAGO 3

Signos de Madurez en un Practicante

Frecuentemente, un practicante maduro -a diferencia de un principiante-, posee una percepción mucho más pura de los demás. Cuantas más cualidades iluminadas logra un practicante, tanto más humilde se vuelve, tanto más tiempo pasa con su maestro, tanto mayor es su devoción; y cuanto más escucha y reflexiona el dharma, tanto más rápido disminuirán su orgullo y arrogancia.

El signo supremo de un gran practicante no es que genere un aura, tenga sueños extraordinariamente auspiciosos, experiencie gran felicidad constantemente o pueda tener clarividencia acerca de nuestros desdichados futuros. El signo supremo es que ya no posee ningún interés en ganancias materiales, fama, el respeto de los otros o ser el centro de atención.

Dzongsar Khyentse Rinpoche
Not for Happiness, Shambhala, 2012


El nombre de este mensaje se inspira en la estrofa 5 del capítulo 1 del clásico texto Bodhisattvacharyavattara, (La Conducta del Bodhisattva) de Shantideva (India, ca 800 EC)

Como un relámpago en una noche oscura con espesas nubes
Con su resplandor ilumina todo por un instante,
Por el poder de los budas, también, raramente,
Aparece en este mundo un breve pensamiento virtuoso.
© 2013, Cetepso, Buenos Aires